“Orgánicos” vs. “GMO’s”



Vivimos en una sociedad en la que se nos ha enseñado que el término “orgánico” es sinónimo de algo saludable. Ahora bien, ¿qué tan cierto es esto? El término “alimento orgánico” se le otorga a aquel producto agrícola o agroindustrial que se obtiene por medio de un proceso "saludable" y sin daños al medio ambiente. Los alimentos orgánicos no son transgénicos y a estos se les limita su exposición a agroquímicos durante su crecimiento y desarrollo. Ahora, en contraste, debemos preguntarnos: ¿qué es un producto transgénico? Si la llevamos a su contexto más simple, la palabra “transgénico” la podemos dividir en dos: “trans-“ refiriéndose a transferencia y “-génico” proveniente de gen. Por lo que un organismo (ser vivo) transgénico (GMO’s, por sus siglas en inglés) es aquel que está genéticamente modificado por adiciones de pedazos de ADN con una función específica. Es toda aquella planta, animal, hongo o bacteria a la que se le ha agregado, por ingeniería genética, uno o varios genes con el fin de producir proteínas de interés industrial o para mejorar ciertos rasgos. Algunas de las características que se buscan resaltar en estos son: generar una mayor resistencia a plagas, aumentar el valor nutricional del alimento, crear tolerancia a bajas o altas temperaturas, entre otras. Básicamente, la función de la ingeniería genética es añadirle información al reglamento de fábrica que trae cada organismo para maximizar su potencial. En otras palabras, es como enseñarle a hacer algo nuevo a ese organismo.


Enumeremos algunas ventajas y desventajas de ser orgánico:


Ventajas de ser orgánico:

• Cero utilizaciones de herbicidas o pesticidas químicos. • Cuidado del medio ambiente al no utilizar químicos, desechos tóxicos, ni contaminación del aire, suelo o agua con productos que puedan afectar la biodiversidad. • Los animales no reciben antibióticos ni hormonas y se favorece el crecimiento en estados de semi-libertad. • Se respetan los tiempos de desarrollo de las plantas, cereales y frutas, logrando obtener mayores concentraciones de minerales y de vitaminas de forma natural y no suplementada. • Los alimentos no contienen productos químicos o sintéticos que puedan trasladarse al ser humano y afectar su salud. • Se encuentra prohibido el uso de irradiación de los alimentos, en especial la carne, evitando cualquier tipo de mutación. • Se promueve la no utilización de semillas transgénicas, lo cual impide que éstas se dispersen contaminando otros cultivos.


Desventajas de ser orgánico:

• Una menor vida útil de los alimentos por falta de conservantes químicos. • Los productos son mucho más caros que los tradicionales, ya sea por la escasez de oferta, por limitarse a las temporadas de cosecha, y por la menor densidad de los cultivos o crías. • Una menor oferta de productos provenientes de destinos alejados por su impacto en el medio ambiente. • Los productos certificados orgánicos son limitados y reducidos a unas pocas familias de productos.

Algunas de las interrogantes que aún nos quedan por contestar son: ¿será posible mantener los niveles de producción de alimentos requeridos para la población y calidad de cosecha sin los alimentos transgénicos? ¿Debemos cerrar la puerta a la tecnología desarrollada como producto de años de estudio? Existen muchos mitos sobre “GMO’s”. En nuestra próxima reseña tendremos información sobre los mitos y realidades de GMO’s. #CienciaEnTusManos

Contáctanos

¿Preguntas o sugerencias? ¡Contáctenos aquí!

EMAIL

Síguenos en las redes sociales

© 2020 by Ciencia en tus Manos. All rights reserved.